Consejos para crear un espacio de trabajo adecuado
octubre 6, 2017
Consigue que tus sofás duren mucho más tiempo
octubre 10, 2017

Tipos y características de las manillas para puertas

El adorno por excelencia de cualquier puerta es una manilla. Existen distintos tipos de manillas para puertas y gracias a la información que te mostramos a continuación sabrás como elegir la manilla para puerta que más te convenga. Si quieres conocer más acerca de las manillas para las puertas no puedes dejar de leer este artículo.

Manillas para puertas

Son quizá el tipo de manillas más utilizadas en las casas de todo el mundo. Se caracterizan por tener un tirador fijo sobre una plana de regular tamaño que sirve como punto de unión con la puerta.

Se recomienda su utilización en puertas interiores en las que se requiere una manilla más funcional que ostentosa. Lógicamente, el precio de estas manillas es más bajo que otros tipos existentes en el mercado, son fabricadas en varios materiales que además tienen un toque decorativo.

Manillas con placa

Las manillas con placa destacan por su diseño geométrico que guarda armonía con cualquier puerta, sobre todo aquellas fabricadas en madera. Se trata de una de las manillas más ligeras entre todos los tipos de manillas para puertas que existen en la actualidad, es importante que no se confunda su ligereza con la fuerza que puede soportar para abrir y cerrar puertas ya que el tamaño que posee permite un agarre adecuado que facilita enormemente su función.

Este tipo de manillas para puertas suele fabricarse en latón, aluminio o acero, dependiendo la calidad que se requiera, el color metálico característico de las manillas con placa es ideal para puertas de madera. Para algunos resulta innecesaria la placa base que le da nombre a esta manilla, sin embargo, es necesario que esta sea de gran tamaño ya que también sirve como protector para las zonas en las que mayor contacto se tiene diariamente con la puerta y, por tanto, existe mayor desgaste.

Manillas con roseta

Si la puerta en la que quieres incorporar una manilla está fabricada en un material de difícil desgaste y no te gustan las placas en las manillas, las ideales para ti son las manillas con roseta para puertas exteriores e interiores. Estas se caracterizan por carecer de una placa de apoyo que es reemplazada por una poca perceptible roseta que puede tener forma redonda o cuadrada, dependiendo de las características de la puerta.

El material de fabricación más utilizado para este tipo de manillas para puerta es el acero inoxidable, latón o aluminio aunque puede hacerse en otros materiales metálicos e incluso incorporar materiales decorativos como el cuero.

Manillas de gran tamaño

Las manillas de mayor tamaño se utilizan generalmente en aquellas puertas correderas o las puertas de entrada que usualmente se tiran y empujan. El tamaño de estas manillas para puertas no es solo una cuestión estética, sino que esto le provee mayor resistencia a la manilla ya que el peso que se mueve al abrir y cerrar las puertas es mayor a otras puertas.

Las manillas para puertas correderas son estáticas y fabricadas en metal mientras que el asidero puede estar hecho en cualquier material que permita el agarre adecuado. La unión a la puerta se realiza a través de rosetas pequeñas que proveen la firmeza necesaria para su funcionamiento.

¿Cómo elegir la manilla adecuada?

Las manillas para puertas son fabricadas en distintos tipos, formas y colores, así que se tiene un catálogo amplio del cual poder elegir la adecuada. Para elegir la manilla que más nos convenga debemos comprender cuál será la función de la manilla, recuerda que una puerta interior no es utilizada con la misma frecuencia que una puerta exterior o una corrediza; una vez definido el uso que se le dará a la manilla se debe buscar alguna que tenga los adornos suficientes para darle realce a la puerta en la que será ubicada, pero sin romper el equilibrio del resto de la decoración.

Existen manillas de distinto precio, el cual varía en función del material con el que fueron fabricadas y los adornos que presenten. Plantéate un presupuesto tope y busca una alternativa que no supere el precio límite que te planteaste, no olvides que no solo comprarás una manilla, sino que necesitarás una para cada puerta que tengas en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *