Decoración en el hogar. Trucos y Consejos
agosto 30, 2017
Cómo construir una mesa original para tu salón con palets
septiembre 26, 2017
Las puertas correderas son una solución práctica cuando en una vivienda hay poco espacio en el interior de las habitaciones. Gracias a ellas es mucho más fácil poder aprovechar todo el espacio ya que no hay que contar con el ángulo de la puerta.

Pero además de ser prácticas, las puertas correderas pueden ser un estupendo recurso decorativo. Existen infinidad de modelos de puertas correderas de cristal y madera gracias a las cuales se pueden conseguir diferentes ambientes.

Vamos a ver dos de las apuestas más arriesgadas con puertas correderas, que le darán a cualquier hogar un aire totalmente diferente.


Puertas correderas inspiradas en los paneles japoneses


Todos hemos visto en alguna película un hogar clásico japonés en el que todo puede cambiar en cuestión de minutos según se desplieguen o se plieguen los paneles que utilizan en lugar de los tabiques.

Es una opción muy práctica cuando hay pocos metros cuadrados en el hogar, ya que permite utilizar en cada momento el espacio que se necesita para el fin previsto. Pero sin llegar a un estilo tan drástico, las puertas correderas pueden ser un buen recurso para diferentes fines:

-Cocina y salón-comedor. Si se instala una puerta corredera de dos hojas entre la cocina y el comedor, podemos disfrutar de un espacio único cuando hay invitados, teniendo todo lo de la cocina a mano. Pero cuando se desea, se pueden convertir en dos habitaciones independientes para tener, por ejemplo, una sala más acogedora.

-Habitación y vestidor. Una habitación con vestidor es lo más práctico, pero en ocasiones, debido al poco espacio, el vestidor acaba siendo un espacio demasiado justo. Si se separan ambas habitaciones con una puerta corredera de gran tamaño en lugar de un tabique normal, podrá abrirse para poder vestirse con comodidad utilizando el espacio del dormitorio. Cuando se acaba, se puede cerrar volviendo a estar ambos espacios totalmente separados.


Puertas correderas de cristal para el salón


Se trata suplir el tabique de la entrada del salón por una pared de cristal con una gran puerta corredera de dos hojas. Además de hacer que el pasillo sea muchísimo más luminoso se percibirá la estancia más grande y, al entrar en la casa y encontrarse con ese tabique de cristal, el espacio se disfrutará de una forma mucho más agradable, sin barreras a la vista.

Es perfecto para viviendas en las que el salón está en la planta baja y tiene también cristalera al jardín, ya que da la sensación de un gran espacio abierto lleno de luz.

 

1 Comentario

  1. […] puedes usar puertas corredizas en caso que no dispongas de un espacio aparte, e incluso puedes hacerlo en cualquier lugar de la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *